Las tendencias en maquillaje últimamente van a la velocidad de la luz y te encuentras con términos como “contouring” (dibujar sombras y luces en el rostro para modificar ligeramente su aspecto, marcar pómulos, que la nariz parezca más fina), “strobing” (puntos de luz por todas partes, piel sana, limpia y muy luminosa), “baking” (hornear la zona de las mejillas y debajo de los ojos con polvos amarillos o blancos durante unos minutos después de aplicar la base para que se asiente y esa zona quede más clara que el resto del rostro) y el dibujo de cejas que empieza a irse de las manos en algunos casos.

Por si todo esto no fuera suficiente, ahora llega el “chroming” y si uno cotillea blogs de belleza o Instagram se lo va a encontrar por todas partes.

¿En qué consiste?

Es una técnica nacida del strobing, es decir que su finalidad es iluminar ciertas partes del rostro de manera muy visible. La diferencia es que el strobing se nutre de polvos iridiscentes, cremas como la Strobe Cream de MAC o el Radiance Veil de Illamasqua específico para estos menesteres (ya reseñado en el blog), los iluminadores en crema o líquido de RMS o de Benefit, etc. La diferencia en el caso del chroming es el producto que se usa, porque en este caso lo que una necesita es una barra de labios.

gtg-ss15-trends-issey-miyake
Strobing en la pasarela de Issey Miyake de la mano de Alex Box

Fue el maquillador senior de MAC en Reino Unido (@dominic_mua) el que lanzó en su cuenta de Instagram la idea de usar un labial nude o beige perlado en los pómulos o en el arco de la ceja para crear ese efecto de luminosidad en la piel.

Dominic_MUA (2)

 

Aprovechó el lanzamiento del lapiz de labios que ha lanzado MAC Cosmetics en colaboración con la cantante Mariah Carey, Champagne Shimmer, para proponer esta nueva técnica que consiste básicamente en usar el labial como iluminador en crema.

 

Por supuesto ya hay opiniones de todo tipo y decenas de fotos en Instagram y tutoriales en Youtube, pero voy a resumir lo que he leído y luego voy a dar mi opinión no experta.

En algunos blogs de maquilladores se ha recordado que no es la primera vez que se utiliza un producto para otro fin que no sea el que indica en la caja. Muchos coloretes han adornado párpados en portadas de revistas, sombras de ojos rosas se han empleado como coloretes, los delineadores de ojos pueden ser una excelente base para un ojo ahumado y las sombras claras y perladas se usan con frecuencia como iluminadores. Nada nuevo hasta ahí. Marcas como Nars, YSL o MAC llevan años vendiendo productos multi-función y animando a sus fieles compradores a que jueguen con el maquillaje más allá de los límites conocidos. Lo que está muy bien.

trendforecastfall15_thumb[3]
Las paletas Forecast de MAC son productos emolientes para labios y mejillas
Otros maquilladores se quejan de que esto no es más que un intento de vender barras que normalmente no tienen tan buena acogida. Los colores nude tienen su público pero beige o champagne perlado ya es otro tema.

¿Qué diferencia supone usar una barra o un producto en crema pensado específicamente como iluminador?

Cada producto tiene un tono diferente y puede ser que una barra concreta tenga el color que buscas. También hay que tener en cuenta que un labial es eso y tiene la misma textura y dura lo mismo en labios que en mejillas. Si decides hacer la prueba del #chroming en un día de mucho viento, es posible que acabes con la mitad de las hojas del parque pegadas a la cara, lo mismo que te puede pasar si aplicas mucha barra de labios para ese paseo.

Pero para poder responder a esta pregunta he sacado del arsenal los productos que tengo a mano.

  • Labial ligeramente perlado con un tono beige dorado. No tengo nada como el labial de Mariah o el Tanarama (beige con reflejos dorados) de MAC, los dos preferidos para esta técnica. De hecho el Tanarama está agotado en la web de MAC. Por eso he optado por el labial-brillo dorado de Lipstick Queen Queen B (ya reseñado en el blog).

FullSizeRender (4)

  • Iluminador en polvo. Por comparar texturas más que nada. He elegido uno de los nuevos polvos strobing de Hourglass, también reseñado ya en el blog, que viene en la paleta de la navidad pasada.
  • Iluminadores en crema o líquido: Strobe Cream de MAC, Radiance Veil de Illamasqua y Copacabana de Nars.
Chromingtest
No será por falta de puntos de luz

El resultado ha sido curioso. Tenía la sensación de que el #chroming era como el strobing pero con esteroides, es decir, mucho más metálico e intenso. Supongo que depende de la barra que se use pero lo cierto es que después de la textura en polvo, era el más discreto de todos los que he probado.

Chromingtest2
Queen B (dorado), Iridescent Light de Hourglass (subtono rosa), Radiance Veil de Illamasqua (dorado y rosa), Strobe Cream de MAC (opalescente) y Copacaba (rosa y plata)

Cada producto tiene un tono diferente y cada textura es un mundo. El labial queda muy cálido, dorado y con ligeros destellos. El problema es que es un labial y no se fija en la piel, si lo tocas con los dedos sin querer lo desplazas o difuminas. Me ha sorprendido porque incluso tras retirarlo con un pañuelo, como llevaba un rato, ha dejado un ligero tinte dorado en la piel.

Los polvos de Hourglass me han sorprendido porque quedan bastante más sutiles de lo que me temía. Iridescent Light es uno de los nuevos Ambient Strobe Lighting Powders y aunque al compararlo con los Ambient Lighting Powders da la impresión de ser una fiesta de purpurina, no es así en absoluto. El subtono es rosa y se funde en la piel.

El Radiance Veil de Illamasqua me pareció mucho más brillante de lo que esperaba cuando lo recibí por correo y sigo pensando lo mismo. Es un producto excelente para los que buscan luz intensa (efecto strobing puro y duro). Se aplica sin problemas, se difumina bien y se fija en la piel sin perder fuerza.

La Strobe Cream de MAC es el producto que más años lleva en el mercado de todos los que he elegido y no defrauda. Un tono perlado, opalescente que favorece a cualquiera. Se funde en la piel y es muy sutil aunque no lo parezca. Esta crema y el iluminador Copacaba de NArs (mucho más plateado e intenso) tienen la ventaja que se pueden mezclar con la base o la hidratante si lo que buscamos es una sensación de que la piel brilla desde dentro en lugar de puntos de luz sueltos.

Dicho esto, ¿estoy a favor o en contra del #chroming? Creo que si ya tienes una barra beige o champagne escarchada o perlada en casa, es una buena idea aprovecharla para algo. Ahora, si no la tienes y vas a comprarla solo porque es la última tendencia, quizás recomendaría invertir en la Strobe Cream o en Hourglass que son valores seguros y productos que vamos a usar dentro de varios años digan lo que digan las pasarelas.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: