En noviembre opté por una manicura en un tono que nunca antes había probado: el azul marino oscuro.

Aunque es una tortura para quitarlo (tiñe un poco la uña), el resultado era super elegante. Los esmaltes que elegí en Mi Calle de Nueva York en Madrid fueron dos:

 

Por una parte el esmalte en crema azul oscuro luminoso de Deborah Lippmann (tiene microdestellos en el bote, pero una vez aplicado no se ven). Este tono se llama Rolling in the deep en honor a la famosa canción de Adele.

 

¿Quién no ha querido romper unos cuantos platos en pleno desamor?

El azul lo usé para todos los dedos menos el anular en el que opté por un topper con purpurina plateada de diversos tamaños de YSL, el esmalte Silver Clash.

Lo malo de los esmaltes topper es que si no pones una base pierden mucha gracia. Así que en la mano izquierda puse una base bronce claro metálico también de YSL y sobre ese tono apliqué Silver Clash

Crea un contraste muy luminoso y fiestero al azul oscuro.

En la mano derecha lo que hice fue usar el propio azul de base.

Creo que la izquierda quedó más uniforme y la derecha más “chunky”, dos estilos diferentes, los dos divinos.

En diciembre quiero algo muy navideño y fiestero. ¿Alguna idea o sugerencia? Las chicas de Mi Calle de Nueva York me tienen prohibido caer en el rojo, que está muy visto, así que todas las ideas son bienvenidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: