Coola – 360º Sun Silk Drops

Scroll down to content

Uno de los productos clave para el cuidado de la piel y para la prevención del fotoenvejecimiento (y del cáncer de piel) es el protector solar. Lo sabemos y en verano todos nos esforzamos por usarlo, pero deberíamos hacerlo a diario todo el año. En mi caso confieso no cumplir a rajatabla y es algo que estoy intentando remediar. Mi problema es que muchos protectores solares me resultan demasiado pesados en la piel, pegajosos y el olor me agobia tanto que acabo retirándo el producto (mal hecho, lo sé). Así que sigo buscando opciones que me permitan proteger mi piel a diario.

En el confinamiento he movido mi mesa del despacho a la ventana para disfrutar de la luz natural y claro, quería un poco de protección que no me resultase molesta para estar segura de usarla a diario. He encontrado una solución para esa necesidad concreta:

El protector solar UV/UVB con SPF 30 en textura líquida de Coola, las 360º Sun Silk Drops.

El packaging es una monada en degradado millenial pink y morado (ya sé que eso es irrelevante en la protección al sol, pero me gusta el diseño). Viene en un bote de cristal con gotero que es monísimo, pero cero práctico para llegarlo en el bolso y reaplicar el protector. Como yo lo uso mientras trabajo en casa no me molesta, pero estaría genial que sacasen una opción más de “viaje”. Trae 30 ml de producto (que se queda corto) fabricado en Estados Unidos.

¿Qué es? Para empezar es un producto híbrido entre la protección solar y un tratamiento para la piel (o eso nos dice la marca). Huele muy agradable (contiene fragancia) y tiene una textura líquida que no se absorbe de inmediato, pero que deja de ser tan pegajosa al cabo de unos minutos (si no me voy a maquillar me da igual, si me maquillo, suelo aplicar estas gotas al menos 15 minutos antes).

Coola nos dice que este es un protector contra UV/UVB, contaminación, luz azul y infrarrojos. Se trata de un protector solar químico (no físico). Si no tenéis clara la diferencia entre los protectores químicos y los físicos se suele resumir en que los físicos o inorgánicos reflejan los rayos UVA y los químicos los absorben. Si tu piel es muy sensible o se irrita con facilidad se suele recomendar que uses un filtro físico. Los protectores o filtros químicos suelen tener entre sus ingredientes: oxibenzona, avobenzona, octisalato, octocrileno, homosalato o octinoxato. Este de Coola contiene avobenzona (uno de los filtros contra los rayos UVA más usados en el mercado). Los filtros químicos suelen tener fórmulas más ligeras y más fáciles de usar, que no suelen dejar ese aspecto blanquecino en las pieles más oscuras. Se suele recomendar que como mínimo sea un SPF 30 y de amplio espectro (como es este producto).

Sobre si es mejor un filtro físico o químico hay múltiples artículos, vídeos y opiniones, en muchos casos de personas que saben bastante más que yo de este tema. Como no soy una experta no puedo dar una opinión rotunda, solo os comento mi experiencia usando este producto y os animo a que consultéis toda la información necesaria.

 

Ingredientes:

Ingredientes activos: Homosalate 10%, Octocrylene 6%, Octisalate @ 5.0%, Avobenzona 2%

Ingredientes inactivos: Aloe Barbadensis (Aloe) Leaf Juice, Butyloctyl Salicylate, Glycerin, Gluconolactome, Dicaprylyl Carbonate, Sodium Stearoyl Glutamate, Water (Aqua), Nylon-12, Propanediol, Butylene Glycol, Carthamus Tinctorious (Safflower) Seed Oil, Glyceryl Stearate SE, Olea Europaea (Olive) Oil, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil, Caprylic/Capric Triglyceride, Sodium Benzoate, Anthemis Nobilis Flower Oil, Citrus Aurantium Amara (Bitter Orange) Leaf/Twig Extract, Jasminum Sambac (Jasmine) Leaf Cell Extract, Plankton Extract, Tocopheryl Acetate, Xanthan Gum, Cintrus Aurantium Amara (Bitter Orange) Flower Extract, Theobroma Cacao (Cocoa) Seed Extract, Sodium Hyaluronate, Schinus Molle Extract

En los artículos que he leído se comenta que la avobenzona es segura y se recomienda una concentración inferior al 3% y en este producto es del 2%. No contiene oxibenzona, que también es un filtro químico popular, que ha sido prohibido en Hawai por dañar la barrera de coral y sobre el que hay opiniones encontradas tanto a favor como en contra.

Es un producto vegano y no testado en animales (cruelty-free).

Al principio lo llamé producto híbrido porque la marca lo vende como un protector que puedes usar como un sérum (dado que contiene algo de hialurónico) y porque se puede mezclar con tu hidratante (aunque te avisa que la protección disminuye cuando haces eso).

Yo lo uso solo, como protector solar una vez que aplicar los sérum y la hidratante. La textura del producto es líquida y sedosa, se aplica sin problemas, tiene una fragancia floral suave que enmascara el olor a filtro solar muy bien. Eso sí, no contiene fragancias artificiales añadidas, pero sí extracto de jazmín y naranja que le aportan ese aroma veraniego. Nada mas aplicarlo sí que deja la piel algo pegajosa (sin sensación pesada), pero se va pasando a los pocos minutos. No he notado irritación ni me han salido granitos (como me suele pasar con otros protectores, sobre todo en la bárbilla). No es resistente al agua (no se ha diseñado para la playa o piscina, para eso la marca tiene otras opciones).

Es quizás uno de los filtros que más me ha gustado (solo superado por el de Supergoop que ya no se vende en Sephora). Lo malo que tiene es el precio, porque es caro para la cantidad que trae. Cuesta 50 € en Specific Apothecary y en Cultbeauty, 52€ en Isolee y en Spacenk.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: