Lush Spa – Masaje Tailor Made

La marca británica Lush tiene tiendas en España desde hace años y seguidores de lo más fiel por su combinación de ingredientes naturales, colores y olores que alimentan el alma y una filosofía de respeto al medio ambiente y a los animales.

En Madrid tenemos la suerte de tener el spa de la marca en España. Está en el centro, entre la Puerta del Sol y Callao, calle del Carmen 24. Es verdad que es un espacio en el que siempre hay mucha gente, ruido, colas y cierto caos, no lo asocias con la calma propia de un spa urbano, pero te sorprenden.

20171119_170846
¿Quién no necesita desconectar?

Tienen una amplia selección de servicios (experiencias) y para probarlo, decidí empezar con Tailor Made.

30 minutos de masaje de tejido profundo localizado para ayudar a soltar los nudos musculares y reactivar cuerpo y mente.

Se trata del masaje marinero por excelencia, dile adiós a los nudos de tensión que puedas tener y disfruta de una completa desconexión.

Para empezar tienes que elegir el tratamiento y comprar la tarjeta correspondiente. Tailor Made cuesta 60€ (30 min. de masaje y 15 min. de consulta, si bien deberías reservarte una hora entera para disfrutar de todo el proceso).  Las tarjetas vienen preparadas por si quieres regalárselas a alguien especial o por si te quieres dar un mimo, para que desde el instante cero se note que es algo que vale la pena. La franja negra en la que viene el nombre del masaje reacciona al calor de los dedos y cambia de color.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las tarjetas se pueden comprar en tienda o pedirlas online. Una vez la tienes llamas al spa de Madrid para reservar cita y listo. El día antes te llamarán para confirmar la cita y responder cualquier pregunta que puedas tener.

El día del masaje, junto a la caja de la tienda te espera el recepcionista del spa para llevarte al espacio reservado para los tratamientos. Abandonas el ruido de las compras del centro para entrar en otro mundo con paredes verdes, agua con fruta y paz. Te sientas y esperas unos segundos hasta que baje tu masajista a buscarte.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

De ahí pasas a una cocina de la campiña británica en la que rellenas un cuestionario sobre tu salud, alergías, etc. Tu masajista te explica el masaje paso a paso, te pregunta qué necesitas, qué prefieres y te deja tocar y oler cada barrita de masaje y gelatina, para que puedas elegir los olores que más te gustan.

20171119_182730
Estante lleno de barritas de masaje, fruta fresca y agua con fresas

En la mesa tenía como opciones:

378fcbc6389be068c9d940e4dad85ac9

  • Wiccy Magic Muscles: una combinación de aceites esenciales de menta y canela para estimular la circulación, calentar y relajar los músculos tensos y doloridos. También contiene manteca de karité y judías aduki, que le dan su característico aspecto. Huele a menta deliciosa.

3862

  • Hottie: la mejor manera de explicar esta barrita, que es la que elegí, es dejaros la descripción de la marca:

Inventamos Hottie para usarla en nuestros tratamientos de spa de tejido profundo The Good Hour y Tailor Made. Lleva aceites de jengibre y pimienta negra para estimular la circulación y calentar cualquier zona tensa o con nudos y absoluto de vainilla de comercio justo para una fragancia cálida y reconfortante.

3864

  • Therapy: Además de manteca de karité esta incluye lavanda y aceite de nerolí, huele a descanso.

3865

  • Each peach (and two is a pair): La barrita de masaje de olor cítrico, contiene aceite de naranja dulce, lima, pomelo y mandarina. Aporta un punto de energía. No soy muy de olores cítricos y fue la primera que descarté.

3861

Además de la barrita elegida, usaron una gelatina verde con eucalipto que olía como un Reflex pero menos químico, que se colocaría sobre los nudos. La gelatina se guardó en frío hasta el final del masaje.

20171119_182144
Uno de los pasillos del spa

Una vez que estás lista para pasar (puedes ir al baño antes si quieres), lo primero es meter en una jarra alta llena de agua una versión mini de la bomba de baño Big Blue.

26

Si nunca habéis disfrutado del placer de dejar que una bomba de baño se deshaga en la bañera no sabéis lo que os estáis perdiendo. Esta huele a una tarde apacible en la playa, contiene algas arame en su interior, sal marina, aceite de limón y de lavanda.

De ahí pasamos a la habitación en la que tendrá lugar el masaje.

20171119_200604

Cada sala está decorada para un tratamiento concreto y está completamente a oscuras excepto por la luz que emana de debajo de la camilla. La jarra se coloca primero junto a la camilla y te animan a quitarte los calcetines y zapatos antes de nada.

20171119_173354

 

Una vez estás descalza, la jarra se coloca debajo de la camilla y la experiencia es única.

20171119_173654

Es colorterapia, aromaterapia y el sonido de la bomba que se deshace bajo la camilla todo a la vez. Te quitas la ropa a solas y te metes bajo la toalla en la camilla y en cuanto estés en una posición cómoda, haces sonar una campanilla y empieza el masaje con la barrita elegida. Son 30 minutos de presión media a alta, con técnicas de punto gatillo y discos de gelatina para terminar. Durante todo el tratamiento la masajista te pregunta si estás a gusto, si algo duele o si quieres bajar la intensidad.

El Tailor Made viene acompañado de una banda sonora de canciones de piratas, algo que puede parecer desconcertante, pero es increíblemente relajante. Puedes concentrarte en el ritmo de la música o de tu propia respiración para relajarte aún más.

20171119_183054
Música para cada tratamiento

Una vez termina el masaje te puedes vestir de nuevo a solas y luego tu masajista te acompaña a un espacio para que descanses y puedas ir reconectando poco a poco. El Tailor Made acaba con una taza de té negro de Ceilán, una galletita escocesa de mantequilla o shortbread y, si quieres, unas gotitas de ron, que no se diga que no eres un pirata como los de antaño.

20171119_182656
#meriendagoals

Os aseguro que salí flotando de Lush, bajé caminando por todo el centro en pleno frenesí de compras de fin de semana sin enterarme del mundanal ruido. Un auténtico placer, aunque noto cada músculo de la espalda pero es que tenía más nudos que algunas redes de pescadores. Te regalan una barrita de masaje para que sigas cuidando la zona y te entran ganas de reservar la siguiente cita.

Por si queréis probarlo o necesitáis ideas para los regalos de estas navidades, Tailor Made (60€) es un regalazo y si queréis más tiempo The Good hour (110€) son 70 min de masaje con ritmos marineros.

Un comentario en “Lush Spa – Masaje Tailor Made

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s