By Terry – La fábrica de paletas en Selfridges

Scroll down to content

La marca francesa By Terry lanzó a finales de 2018 la “fábrica” un espacio dentro de los grandes almacenes Selfridges en Oxford Street en pleno centro de Londres. Lo que nos encontramos en esta fábrica es un montón de pigmentos encapsulados para podamos toquetear y probar a ver cuáles son los que más nos gustan y así poder crear nuestra paleta más personalizada.

3faf266f-9d50-4dda-a008-3c4cf8e5f926_560624b8262c7796aa96df99538edcd8
La fábrica tiene de todo, pigmentos, papeles, lazos, fundas y purpurina

 

El proceso consta de varios pasos y las encantadoras chicas de By Terry te ayudan en cada uno de ellos para que aproveches al máximo la experiencia y te lo pases de lujo.

2019-03-16 13.20.56

Primer paso: Tienes que decidir si quieres una paleta con 1 solo godet grande o si prefieres cuatro sombras individuales, tres o si te vienes arriba y montas tu paleta seis tonos.

by_terry_palette_factory_selfridges_01

 

Hay pigmentos mate, satinados, metálicos y en gamas de tonos muy variadas. Un lateral tiene tonos que sirven para crear iluminadores y polvos bronceadores, el lado más alargado incluye los naranjas, rosas, morados y rojos que valen para sombras y coloretes, luego pasamos a neutros, marrones, verdes y finalmente metálicos con dorados, bronces y cobres. Hay un poco de todo y lo difícil es elegir ante tanta oferta.

2019-03-16-13.21.33.jpg
No hay límite de tiempo, puedes crear tantos arco iris en tu mano como quieras hasta que encuentres los tonos que te enamoran

Segundo y tercer paso: Una vez tienes claro cuántas sombras/coloretes/iluminadores quieres, tienes que pensar en cuántos tonos puedes mezclar. Por ejemplo, yo opté por una paleta de solo 1 sombra grande en la que se pueden mezclar hasta 3 tonos y se pueden mezclar de distintas maneras, con los colores muy separados o en plan estampado animal.

 

Elegir es complicado, se te antojan todos. Ganaron Stellar Brown (marrón de subtono cálido ligeramente metalizado y con un brillo rojizo, casi cremosa de lo bien que pigmenta y se aplica) y Mango Tango (naranja mate muy brillante). Y quería que los colores estuvieran bien separados. De esa manera, Mango Tango se puede usar como sombra o como colorete. Por cierto, si os gusta la sombra en crema Bronze Moon de By Terry, aquí la tienen en formato polvo metalizado (muy pigmentada).

Anotas todo en la pantalla de la fábrica de By Terry junto con tu correo electrónico. La marca te manda una factura electrónica con toda la información de la paleta que has creado y lo que ha costado.

2019-03-16-13.35.03-e1553004331150.jpg

De aquí pasamos a la fase de calcular cantidades. Que es muy divertida. Puedes hacerlo todo tú (con ayuda) o simplemente ver cómo lo hacen. Yo recomiendo ponerse los guantes morados de plástico y jugar con los pigmentos, es lo mejor de la fábrica.

IMG-20190318-WA0000
Empieza vertiendo una cantidad del primer pigmento en la base o godet metálico.

La sombra grande debe contener un total de 5 gramos de producto, por lo que si quiero dos tonos y más o menos la misma cantidad de producto de cada tono, me tenía que concentrar en no pasarme y estar atenta a la báscula sobre la que vamos pesando nuestra creación.

 

Una vez tienes los pigmentos colocados como hayas querido, pasamos a la fase de prensarlos.

Primero es proteger la sombra y prepararla para prensar los pigmentos y dejar la marca impresa.

Luego va a la máquina.

Y finalmente podemos ver cómo ha quedado nuestra “chiquitina”:

Si quieres darle un poco más de vidilla puedes añadir purpurina antes o después de prensarla. Si la aplicas antes se quedará dentro de la sombra, si lo haces después solo será una capa superficial que se retirará tras un par de usos.

img-20190318-wa0001.jpg
Un poco de bronce no hace daño

El paso final es elegir la funda que queramos para la paleta, que decorarán con un lazo. El día que fui además de esto, la fábrica contaba con la presencia de una ilustradora de moda que diseñaba y pintaba en directo fundas personalizadas. Vamos, que no existe ya mayor personalización en el mercado.

La artista en cuestión es Blair Breitenstein, que también ha trabajado mucho con Chanel y que tiene un talento impresionante. Verla trabajar en directo fue la guinda de un pastel delicioso.

No es barato, pero si te gusta el maquillaje es una experiencia divertida y muy disfrutable. Si tienes que hacer un regalo a alguien enamorado del maquillaje y estáis en Londres (o en París durante un tiempo limitado en el Sephora de los Campos Elíseos) es una apuesta segura.

La paleta que diseñé costó unas 52 libras. Insisto, no es nada barato, pero era mi regalo de cumpleaños y un capricho que quería darme desde que aparecieron los vídeos en Instagram de esta fábrica. ¿Repetiré? No lo creo por el precio, pero me alegro de haberlo hecho.

Anuncios

One Reply to “By Terry – La fábrica de paletas en Selfridges”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: